Carta a mi niño

«Cuando naciste no tenías ni idea de lo que desencadenarías dentro de mi, tuve un embarazo buenísimo, tanto como tú lo eres, juntos afrontamos la más duras de las noticias, pero me enseñaste que eras muy fuerte, que tenías muchísimas ganas de vivir, que realmente no era yo la que te daría fuerzas sino al contrario eras tú quien me las darías a mi.

Nuestros principios como madre e hijo no fueron muy felices pero hemos aprendido tanto tú como yo a limitarnos a vivir la vida, disfrutar de las cosas más pequeñitas por que en realidad son las mejores, cuando te veo solo veo un guerrero, un niño con muchas ganas de vivir, un niño que es capaz de afrontar cualquier clase de obstáculo que le ponga la vida por delante, sé que eres capaz de comerte el mundo, de lograr todo lo que te propongas, sé que serás un gran hombre por que así te estamos criando papi y mami, simplemente a ser buena persona, y sabes que es lo mejor de todo esto que recorreremos ese camino juntos, por que mami siempre estará contigo de la manera que sea, siempre caminaré a tu lado, te amo Santiago, mi luchador de la vida.»

Comparte en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Cotenido protegido!